Cada vez son más los ciudadanos que se decantan por la compra. Sobre todo desde que el precio de los alquileres se ha disparado a cantidades absurdas. Sin embargo hay otras opciones en el mercado que pueden resultar interesantes. Por ejemplo los alquileres con opción a compra. Pero, ¿cuáles son sus ventajas? ¿Por qué es mejor comprar? En Inmobiliaria punto Barcelona te lo contamos.

Qué son los alquileres con opción a compra

Se trata de una modalidad que combina el alquiler de una vivienda con la opción de comprarla a largo plazo. Aunque este tipo de transacciones no figura en el Código Civil están reguladas por la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) y por el Reglamento Hipotecario.

A través de los alquileres con opción a compra se llega a un acuerdo que puede resultar del interés de ambas partes. Ese decir, del propietario y del inquilino de la vivienda en renta. Sin embargo, y aunque se trata de una opción muy ventajosa, no siempre es la más adecuada para todo tipo de usuarios. Veamos a continuación cuáles son los pros y los contras.

Pros del alquiler con opción a compra

  • El precio de la compra de la vivienda se establece en el contrato de arrendamiento. Una ventaja verdaderamente interesante para evitar que el valor del inmueble se dispare con el paso de los años. Al quedar establecido por contrato el inquilino siempre sabrá cuánto ha de pagar por la vivienda.
  • El inquilino adquiere la opción a compra no la obligación. Esto es muy importante porque puede que con el paso de los años no mantenga el interés en comprar la vivienda. La vida va cambiando y a veces puede llevarnos a tener que mudar nuestro domicilio. Al no estar obligados a comprar no tendremos problemas con qué hacer con la casa después.
  • Parte de las mensualidades que paga el inquilino servirán para abonar el coste final de la vivienda. Quizá una de las ventajas más interesantes es que, en caso de comprar el piso, se descontará parte del arrendamiento como pago de la vivienda. De esta manera el inquilino puede disponer de más años para mejorar su situación económica. De cara a la solicitud de una hipoteca es un dato muy importante.
  • El propietario gana dinero y obtiene salidas a la vivienda. Durante mucho tiempo el mercado inmobiliario se ha paralizado por completo debido a la burbuja inmobiliaria. Muchos propietarios se han visto con viviendas a las que no podían dar salida. Obtienen la oportunidad de venderla y además tienen la casa ocupada durante todo el tiempo precio a la compra-venta.
  • A nivel fiscal… si eres el arrendatario y has firmado este tipo de contrato antes del 2015 podrás deducirte un 10,5 % de las cantidades que obtengas. Si eres el arrendador la reducción asciende al 60 % del rendimiento neto que se declara por el alquiler de la propiedad.

Posibles contras del alquiler con opción a compra

  • Que la compra venta del inmueble no se haga efectiva. En ese caso el alquilado perderá todo el capital que haya invertido hasta el momento para la compra. En cuanto al propietario si quería deshacerse de la vivienda no lo habrá logrado.
  • Mensualidades algo más elevadas. Hasta hace cierto tiempo era frecuente que las mensualidades de este tipo de contratos fueran algo más elevadas. Hoy en día, con los precios del alquiler disparados, poca es la diferencia entre unos y otros contratos.
  • No se trata de una venta sino de un alquiler. Por tanto el propietario deberá de encargarse de realizar todas las reparaciones oportunas en la vivienda hasta que esta sea finalmente vendida.