Una de las inversiones inmobiliarias que más se ha puesto de moda durante los últimos años es la compra de pisos con intención de alquilarlos a turistas. Desde que aterrizó Airbnb en nuestro país son muchos los que han convertido este tipo de inversión en un modo de vida.

Sin embargo, cuando pensamos en estas inversiones, hemos de saber diferenciar entre apartamento turístico y vivienda de uso turístico. Aunque ambos tengan como finalidad ofrecer alojamiento a turistas durante periodos cortos de tiempo, son conceptos diferentes.

En Inversiones Inmobiliarias AIO vamos a explicarte las diferencias entre ambos términos. Si quieres saber más al respecto, no dejes de leer este post.

Diferencias entre apartamento turístico y vivienda de uso turístico

Apartamentos turísticos

Se trata de edificios que gestionan empresas que se dedican de forma exclusiva al alquiler de propiedades de tipo turístico. Para un piso entre dentro de esta clasificación es necesario que cumpla ciertos requisitos técnicos. Estos son los siguientes.

  • A nivel jurídico han de estar inscritos de la misma manera que empresas de categorías similares. Por ejemplo los hoteles o los moteles.
  • Que formen parte de un conjunto de viviendas que se usen de manera exclusiva para el alojamiento temporal. Es decir, que dentro de un apartamento turístico solo puede haber apartamentos turísticos. No cabe la posibilidad de que convivan residentes con turistas. Todos los bloques tienen que ser de alquiler.
  • Que tengan una placa con las siglas AT (Alquiler Turístico) en la entrada. Esta placa ha de colocarse en un lugar de fácil visualización.
  • Disponer de una recepción. Como a nivel jurídico los apartamentos turísticos se consideran iguales que un hotel, es necesario que dispongan de recepción las 24 horas del día.
  • En cargarse de la limpieza. Por el mismo motivo que disponen de una recepción. La frecuencia de la limpieza ha de ser de 7 días como mínimo.
  • Ha de haber una separación entre el cuarto de baño y la cocina.
  • No existe un plazo mínimo ni máximo para la pernoctación de sus clientes.

Una de las características de los apartamentos turísticos es que su calidad se mide en número de llaves. Estas van de 1 a 4 en función de las comodidades que ofrezca el apartamento.

Viviendas de uso turístico

Hablamos de viviendas de uso turístico cuando los propietarios no son empresas sino particulares que utilizan inmuebles de carácter residencial con fines turísticos de manera puntual. Este tipo de viviendas son las que se anuncian en portales como Aribnb. Entre las características de este tipo de viviendas destacan.

  • Deben de registrase en su comunidad autónoma como viviendas de uso turístico. Al igual que sucede con los apartamentos turísticos, este tipo de viviendas han de estar reguladas por Ley.
  • Ser propietario de la vivienda y usarla para su alquiler en periodos concretos. Aunque ahora está Airbnb no se trata de una práctica nueva. Es lo que llevan años realizando propietarios de viviendas en la playa. Las cuales alquilan por temporadas a precios elevados.
  • Pueden convivir en el mismo bloque con viviendas de uso residencial. A diferencia de lo que sucede con los apartamentos turísticos donde todo el bloque solo puede ser de alquiler. Es decir, que los turistas tendrán como vecinos a personas que viven de forma permanente en los pisos de alrededor. Y no habitaciones reservadas para su alquiler.
  • No es necesario ni disponer de recepción ni ofrecer servicios de limpieza. Lo normal es que la limpieza corra a cargo del alquilado.
  • Plazos máximos y mínimos. En general suele ser obligatorio en estos casos firmar un contrato de arrendamiento entre ambas partes con una duración mínima de 5 días y máxima de 30. Hoy en día hay ciertas comunidades autónomas que ya no contemplan esta duración mínima. Un ejemplo es la Comunidad de Madrid.