Si estás pensando en unirte al mundo de las inversiones inmobiliarias es probable que tengas que hacer frente a una hipoteca. Sin embargo, ¿sabes en qué has de fijarte a la hora de contratarla? Los expertos de Inversiones Inmobiliarias AIO te lo explican a continuación. Toma nota.

Recomendaciones a la hora de contratar una hipoteca

Sin duda si estás pensando en contratar una hipoteca habrás visto que existen infinidad de opciones actualmente en el mercado. Pero no todas se adaptan de la misma manera a nuestro bolsillo y necesidades. Está claro que comprometernos a un préstamo tan elevado y durante un plazo de tiempo tan largo bien merece una buena comparación de ofertas. Sin embargo, en qué hemos de fijarnos sobre todo a la hora de contratar una hipoteca. Básicamente en los siguientes aspectos.

Busca el producto que se adapte a tus necesidades

Las hipotecas ofrecen una gran variedad de opciones a aquellos interesados y con suficiente capacidad económica como para contratarlas. Pueden ser a 20, a 30 e incluso en algunos casos a 40 años. Tampoco será igual si la firma una sola persona o si hay más de un titular. O si nos decantamos por una de tipo fijo frente a una de tipo variable o viceversa.

Como se trata de un producto con tantas alternativas lo mejor es buscar un buen comparador de hipotecas que nos ayude a revisar los aspectos más importantes de este préstamo. Desde los intereses, las comisiones, los posibles productos vinculados, los plazos de amortización y las cuotas de pago.

Contactar con la entidad financiera

Una vez te decantes por uno u otro producto será el momento de contactar con la entidad financiera que hayas seleccionado. Hoy en día hay diferentes métodos para formalizar una hipoteca. Hay bancos que actualmente ofrecen la oportunidad de contratarlas online y otros en los que hay que personarse en la sucursal. Sea cual sea el método seleccionado en caso de que el banco acepte nuestra solicitud deberemos de:

  • Ofrecer los datos relativos a la vivienda sobre la que queremos solicitar la hipoteca.
  • Dar nuestros datos personales para que el banco pueda realizar un estudio de nuestro historial crediticio y de las posibilidades reales de contratación. Entre los datos que nos pedirán se encuentran:
    • El DNI
    • El número de hijos a cargo
    • Nuestro estado civil
    • El número de titulares que habrá en el préstamo hipotecario
    • Los ingresos y sus estabilidad, etcétera.
  • Firmar ante notario el acuerdo. Lo normal es que la firma del contrato tarde entre 2 y 4 semanas aproximadamente.

Contratar una hipoteca por vía online o de manera presencial dependerá mucho de tus preferencias y de las características de cada una de estas hipotecas. En cuanto a las presenciales actualmente puedes recibir información vía telefónica antes de tener que personarte en la sucursal para ver si realmente te interesa.

Registro e impuestos asociados

Una vez hayamos formalizado la hipoteca con la entidad financiera que más nos haya cuadrado será el momento de inscribir el cambio de titularidad del inmueble y la hipoteca en el Registro de la Propiedad.

No olvides, que además de hacer esta gestión deberás de hacer frente al pago de los impuestos correspondientes. Estos pueden ser varios:

  • Si se trata de una vivienda nueva deberás de abonar El IVA el cual será diferente si es libre o protegida y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.
  • En caso de tratarse de un inmueble de segunda mano deberás de abonar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. En este caso el IVA no se incluye puesto que se abonó en el momento en el que el inmueble se vendió por primera vez.

Por norma general esto implicará un gasto que oscilará entre el 11% y el 13 % del valor del inmueble. Entre impuestos, gastos de gestoría, notaría, Registro de la Propiedad, etcétera.