A la hora de invertir en inmuebles es importante conocer los diferentes tipos de edificios que existen. Los cuales se clasifican en función de diferentes aspectos. Los más frecuentes son la ubicación o entorno, sus características constructivas o su uso.

En Inversiones Inmobiliarias AIO queremos despejar tus dudas sobre los diferentes tipos de edificios.

Diferentes tipos de edificios en función de su clasificación

En función de su uso

Los usos a los que se someten los edificios son muy variados. De este modo podemos encontrarnos ante un edificio de uso residencial tanto privado como público, religioso, sanitario, educativo, lúdicos, comerciales, administrativos, etcétera.

La estructura y diseño del edificio dependerá en gran medida de su funcionalidad. Así, la construcción de un edificio de uso residencial no tendrá nada que ver con la de uno comercial o educativo.

En general el mundo de la arquitectura sufre sus mayores revoluciones en la construcción de edificios de uso no residencial Aquí es donde se utilizan más materiales novedosos y técnicas constructivas innovadoras.

Según su estructura

Además de por su uso también podemos clasificar los edificios en función de su estructura. Cuando hablamos de estructura lo hacemos para referirnos a la construcción en sí, a los materiales que permiten que el edificio se mantenga en pie.

La construcción de edificios ha ido evolucionando considerablemente a nivel estructural con el paso de los años. Así pasamos de espacios con muros muy gruesos en la construcción a aquellos caracterizados por sus estructuras mucho más abiertas y diáfanas.

Los materiales de construcción influyen enormemente en la estructura de un edificio. Hoy en día el acero es uno de los materiales más usados. Sin embargo podemos seguir encontrando edificios construidos en piedra, madera, adobe o mampostería en las zonas más rurales de España. O en el casco antiguo de las ciudades. Sin embargo estas construcciones suelen deteriorarse con más facilidad.

Mientras que en el caso del adobe el principal enemigo es el agua, las construcciones fabricadas en madera no solo son afectadas por este elemento sino también por insectos xilófagos como la carcoma o las termitas.

Clasificación según su disposición en parcelas

La disposición en parcelas también es un método de clasificación adecuado para marcar los diferentes tipos de edificios. Podemos así encontrarnos con:

  • Edificios aislados o exentos. Son aquellas edificaciones cuyas fachadas son todas exteriores y no entran en contacto con ningún otro edificio. Por ejemplo ciertos tipos de bloques de viviendas, un edificio comercial o uno deportivo.
  • De tipo pareado. Son aquellas construcciones que se caracterizan por compartir por lo menos una de sus fachadas con otra edificación. Seguro que has visto un sinfín de viviendas unifamiliares que tienen este diseño.
  • Entre medianeras. Esta construcción es una de las más habituales en España. Hablamos de edificios entre medianeras cuando las estructuras forman hileras entre sí y están todas comunicadas. Sin que exista una separación entre un bloque de edificios y otro.

Como ves la clasificación para los tipos de edificios puede ser muy variada y depender de características muy dispares.

¿Te ha resultado interesante este artículo?

Si te ha resultado interesante conocer los tipos de edificios en función de estas variantes te animaos a que eches un vistazo a nuestro apartado de noticias. Aquí localizarás más artículos sobre el mundo inmobiliario y las inversiones en este ámbito. Te ponemos algunos ejemplos: